Carla Esparza impugna e insiste en ser alcaldesa

Carla Esparza impugna e insiste en ser alcaldesa

Carla Esparza, quien fuera designada candidata a presidenta municipal por el Instituto Electoral de Participación Ciudadana (IEPC), impugnó la decisión del Tribunal Local que le regresó la candidatura a Luis Michel.

Como se recordará, mediante un sorteo por paridad de género se invirtieron los lugares 1 y 2 de la planilla de Morena que encabeza el profesor Luis Michel.

Gente de su equipo cercano informó que el lunes 26 de abril presentó la impugnación en la Sala Regional del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación con sede en Guadalajara, Jalisco, y preparaban compartir la tarde del martes un video de posicionamiento. Alegan violencia de género, y señalan a autoridades de Morena.

Fundamentaron su impugnación y dijeron además que se va a impugnar la resolución del Tribunal Electoral del Estado de Jalisco porque no entró al razonamiento de género y desechó una acción a favor de las mujeres. 

Trascendió que la candidata a edil denunció invisibilización, acoso, trabas y agresiones por parte de la familia Michel, de Salvador Llamas, coordinador de campaña del profesor candidato a alcalde, y de la delegada de Morena en Jalisco, Yeidckol Polevnsky, todo a causa de un sorteo que evidentemente Carla Esparza no provocó, expresaron.

Lo anterior lo basaron en el Código Electoral del Estado de Jalisco que en su artículo 9 marca como algunas de las conductas que pueden constituir violencia política en razón de género:

Ejerza cualquier tipo de violencia, en términos de ley, contra una mujer, que afecte el ejercicio de sus derechos políticos y electorales, o el desempeño de un cargo público. Impida por cualquier medio que las mujeres electas o designadas a cualquier cargo público rindan protesta, ejerzan libremente su cargo y/o funciones inherentes al mismo. 

Realice o distribuya propaganda político electoral que degrade o denigre a una o varias mujeres, basándose en estereotipos de género, con el objetivo de menoscabar su imagen pública o limitar sus derechos políticos y electorales, entre otros motivos.

Comparte