CANIRAC obtiene suspensión definitiva contra Ley Antitabaco

0
387

La Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (CANIRAC) anunció que ha logrado obtener una suspensión definitiva contra el Reglamento de la Ley General para el Control de Tabaco, mejor conocido como la Ley Antitabaco, la cual entró en vigencia el pasado 15 de enero de 2023. Esta medida permitirá a los clientes fumar en las zonas exclusivas de los restaurantes mientras consumen sus alimentos.

Mediante un comunicado, el Décimo Cuarto Tribunal Colegiado en Materia Administrativa del Primer Circuito concedió a la CANIRAC la “suspensión definitiva del decreto” que prohibía el consumo de tabaco en diferentes áreas. 

En consecuencia, la aplicación de la reforma se suspende para aquellos restaurantes afiliados a la Cámara que demuestren su afiliación y cuenten con una licencia de funcionamiento vigente de acuerdo con el Reglamento de la Ley General para el Control de Tabaco anterior a la reforma.

Germán González, presidente nacional de la CANIRAC, explicó: “Uno de nuestros principales objetivos es velar por los intereses de nuestros afiliados y del sector restaurantero. Hoy más que nunca, queda claro que somos una industria fuerte y unida. Esta suspensión es el resultado del trabajo conjunto que llevamos a cabo día a día”.

Los propietarios de restaurantes deberán realizar un proceso a través del sitio web de la CANIRAC para obtener una copia de la resolución y, de esta manera, permitir fumar en los espacios al aire libre.

Además, la Cámara señaló que previamente se implementaron medidas con el fin de proteger a las personas no fumadoras. Sin embargo, consideran que la nueva norma impone restricciones y prohibiciones que limitan el ejercicio de otros derechos humanos, como el derecho a no discriminar y negar el servicio a los clientes.

¿Qué es la Ley Antitabaco?

El Reglamento de la Ley General para el Control de Tabaco contempla la prohibición de toda forma de publicidad, promoción y patrocinio del tabaco, a través de cualquier medio de comunicación y difusión, incluyendo la exhibición directa e indirecta de los productos del tabaco en los puntos de venta. También se amplían los espacios 100% libres de humo y emisiones en lugares de trabajo, áreas de concurrencia colectiva como plazas, parques, playas, estadios, transporte público y universidades.

Las nuevas disposiciones del reglamento, según el Gobierno de México, buscan brindar un mayor grado de protección a la salud de las personas y privilegiar el interés superior de la niñez, mediante la implementación de medidas que reduzcan la demanda de tabaco y nicotina.

La Secretaría de Salud estima que, con estas medidas, se podrían evitar más de 49 mil muertes prematuras y 292 mil nuevos casos de enfermedades relacionadas con el tabaquismo en un período de 10 años. Además, se espera generar ahorros al erario por más de 155 mil millones de pesos anuales, ya que actualmente los gastos de atención médica relacionados con el tabaquismo en México se calculan en más de 116 mil millones de pesos cada año.

Adolfo Torres