El cáncer en la mujer no es sólo el de mama: Fundación Rebeca de Alba

TRIBUNA DE LA BAHÍA

Puerto Vallarta, Jal.- Este fin de semana se realizó el cierre de la campaña “Ámate” organizada por el hospital San Javier, con la participación de Myriana Pérez de la Fundación Rebeca de Alba, y un panel de expertas, las cuales respondieron las inquietudes de las asistentes en temas de oncología, radiología, nutrición y psicología.
La mayor parte de las preguntas se concentraron en los temas de la mastografía y nutrición, en donde esta última reconoció que hay muchos alimentos que tienen elementos cancerígenos, tales como los procesados que tienen conservadores, a consejo que si al leer la etiqueta de cualquier producto tienen nombres que no se pueden ni leer, es mejor no consumirlos y regresar a lo natural.
Por su parte la doctora, Claudia Patricia de Morán, radióloga, reconoció que la mamografía duele, pero es un dolor al año a partir de los 40’ que pude detectar el cáncer hasta dos años antes de que se pueda palpar o ver en los ultrasonidos, de ahí que este sigue siendo la mejor manera de comenzar a cuidarse y lograr la detección a tiempo.
Por su parte Myriana Pérez, directora de programas de la Fundación Rebecca de Alba, dio a conocer que no es solo el cáncer de mama el que afecta a las mujeres, sino también el cáncer cervicouterino y el de ovario.
En este sentido consideró que más que pintar de rosa el mes por el cáncer de mama, se debería pintar multicolor, pues son varios los tipos de cáncer de los que la mujer tiene riesgo de padecer y si bien no siempre se puede prevenir, si se pueden estar atento a los factores de riesgo modificables, realizar exámenes de rutina y aprender y enseñar a las niñas a conocer su cuerpo.
En el caso del cáncer cervicouterino, detalló que existe una estadística que indica que cada dos horas muere una mujer por este tipo de cáncer, hace aproximadamente este tipo, era el que más vidas cobraba en las mujeres mexicanas, dado que está muy relacionado con enfermedades de transmisión sexual, principalmente virus del papiloma humano y tienen mayor incidencia en países en vías de desarrollo.
Sin embargo a la fecha existe una campaña de vacunación a las niñas menores de 9 años la cual ha sido positiva, aunado a ello, se debe realizar la prueba del papanicolau cada años, a partir del inicio de la vida sexual.
En el caso de cáncer de mama, este ha ocupado el segundo lugar en causas de muerte de la mujer, el cual detectado en etapas temprana, tienen una alta probabilidad de curación, de tal suerte que la manera de prevenirlo, es conociendo el cuerpo, refirió que muchas se detectan bolitas en las mamas que no necesariamente son malas, pero solamente el médico puede determinarlo, ya que solo de palparlo, no se puede saber si es buena o mala.
Insistió en revisarse con el médico para que este indique los estudios necesarios, pues detectado el cáncer a tiempo, significan tratamientos menos invasivos y más cortos. Refirió que a la fecha ya se tiene una norma oficial NOM-041-SSA2-2002 la cual se logró a partir de la lucha de las organizaciones sociales, pues el estudio estaba indicado para mujeres de 50 años y se logró reducir a mujeres de 40 años, es decir, 10 años antes, con lo cual la detección puede ser mucho más temprana.

Edición impresa digital aquí