Calles deplorables e inseguridad invaden la Zona Romántica

Sergio Muchiño

 

La situación económica en Puerto Vallarta, y lo que consideran mala administración del gobierno municipal con calles destrozadas, mala iluminación e inseguridad.

Ya es insostenible para varios empresarios. Ejemplo de ello es Sergio Muciño, quien es propietario de un restaurante en la llamada Zona Romántica, en la calle Basilio Badillo de la colonia Emiliano Zapata.

Narró que lleva 30 años radicando en este puerto, primero laborando como contador en un hotel, para luego abrir su negocio, dirigido principalmente al mercado LGBT, cuyos empresarios dijo, han hecho un esfuerzo en la reactivación económica del destino por la contingencia sanitaria.

“Puerto Vallarta carece muchísimo de una ciudad digna, para presentarla ante el mundo, tenemos unas calles quebradas, basura en cada esquina…como empresario me da vergüenza que nuestros visitantes no tengan unas calles donde poder caminar tranquilamente”, señaló.

IMPORTANCIA DEL TURISMO LGBT

Enfatizó en la importancia del turismo de la diversidad sexual, con alto poder adquisitivo, destacando la importancia de los negocios con banderas del arcoíris: “Del puente del río Cuale para acá hay vida, y para allá está muerto, esto se debe no a la ayuda del gobierno, sino de los empresarios”.

Compartió que en anteriores campañas políticas dio su respaldo al Movimiento Ciudadano, pero decepcionado de su desempeño, dijo en esta ocasión tiene sus esperanzas en MORENA, y en una rueda de prensa con integrantes de este partido hizo su pronunciamiento. Antepuso que no es político ni quiere hacer carrera en esa esfera, pero le interesa el beneficio de su entorno.

Lamentó: “Mucha gente ha dejado de venir a Puerto Vallarta, precisamente por estas carencias que tiene”, narró una mala experiencia que vivieron, cuando recibieron a unas personas de Hong Kong, que querían hacer negocios con ellos, pero dos días antes de firmar declinaron:

UNA MALA EXPERIENCIA TERMINÓ CON NEGOCIACIÓN

”Tristemente  nos dijeron que no, porque es una ciudad muy sucia, y hay mucha construcción y no hay Protección Civil, cualquier persona tiene un accidente y a nadie le importa…ellos se hospedaron en un edificio contra esquina del parque Lázaro Cárdenas, y pudieron ver cómo asaltaron a unos ‘gringos’, desde su balcón”, narró.

Aclaró que no se trata de pelear, ni menospreciar el trabajo de los demás, pero se trata de apoyar y mejorar las condiciones de la ciudad, para que no maten la gallina de los huevos de oro, subrayó.

Recordó que hace 6 años instalaron los postes e hicieron todos los ductos para el cableado subterráneo en su calle, pero a la fecha siguen sin concluir los trabajos y las líneas en el aire, afeando la panorámica.

Comparte