Calendario solar

Calendario Solar

📷 Pixabay

Todos sabemos que el mundo se rige por el recorrido del planeta tierra en su órbita alrededor del sol.

De hecho, cada planeta de nuestro sistema solar tiene su propio año solar, mercurio es el que da una órbita más rápida, su año es más corto que el de la tierra, lo mismo el resto de los planetas hasta llegar a Neptuno, cuyo año solar es el más extenso, sin llegar a las precisiones.

Sabemos también que la órbita de la tierra está dividida en doce meses, por tanto ese es nuestro calendario solar, que además está dividido en cuatro estaciones, primavera a partir del 21 de marzo, verano a partir del 21 de junio, otoño a partir del 21 de septiembre e invierno a partir del 21 de diciembre.

Las estaciones duran tres meses, se distinguen por el clima. La primavera por el nacimiento de una enorme cantidad de flores, el verano por el calor, el otoño por la caída de las hojas, los inviernos por el enorme frío y por las nevadas que caen en diferentes partes del mundo. 

Esto ocurre porque la órbita de la tierra, la mitad se inclina hacia el sol y la otra mitad, el polo sur, se distingue porque se aleja parcialmente, de tal suerte que los climas de la mitad de la tierra son diferentes tanto en el polo norte como en el polo sur.

Cuando en el norte es invierno, en el sur es verano, de tal suerte que, son opuestas las estaciones una de otra.

Sabemos también que la tierra da vuelta sobre sus polos en 24 horas, lo que conocemos como el día, durante su órbita, la tierra da 365 vueltas y esto lo conocemos como un año.

Sabemos también que cada cuatro años se agregan 24 horas oficialmente al mes de febrero, lo que hace que este año se le llama año bisiesto.

El primer calendario que se conoció en el mundo fue el calendario egipcio, que se reformó por los romanos y se conoce como calendario juliano, en donde se adoptó el nombre de cada mes, finalmente el Papa Gregorio XIII hizo la reforma final y sabemos que este es el calendario gregoriano, en el que se incluyen los doce meses con cuatro horas cada año para hacer el año bisiesto. 

Tal parece que las medidas son exactas y ya no habrá otro calendario más que reforme el actual.

El año nuevo empieza precisamente el primero de enero, este día es el que empieza una nueva orbita la tierra alrededor del sol.

Otro calendario famoso es el calendario lunar que es el que rige en el continente oriental de China y Japón. 

Igual que los egipcios reconocen que el sol es el centro del universo, pero el año lunar no empieza el primero de enero si no en el mes de febrero que cambia de día cada año por la posición de la luna que nace de acuerdo a la forma como se ve desde su inicio hasta el final y esto ocurre cada cuatro meses.

Tanto el año solar como el año lunar tienen sus propios signos zodiacales, pero este será tema posiblemente de mañana.

Comparte