“Buscar una aguja en un pajar”

Cámara de diputados

La enajenación del presidente en turno lo hace seguir obstinado en incrementar el odio contra los diputados que votaron en contra de la ley eléctrica con la acusación de “traidores a la patria”, amenazándolos con cárcel, lo mismo que a compañías con auto abasto de energía que no renegocien sus contratos. 

Está posición radical ya raya en un desequilibrio mental basado en la no aceptación de una derrota dentro de un régimen democrático, por voto de diputados que no están de acuerdo con los planteamientos del gobierno para darle un poder absoluto a la CFE en la generación de energía eléctrica.

Se ha instalado como un juez supremo, quien decide quién es patriota y quien es “traidor a la patria” y con su espada flamígera, condena a todos los que no estén de acuerdo con sus propuestas, alentando la violencia.

Ese odio tan exacerbado mostrado por el presidente en turno es realmente preocupante, ya que no es una actitud congruente de un jefe de estado, máxima autoridad en el país, cuya obligación es analizar todas las situaciones que se presentan y tratarlas con cordura, sin extremismos y con una real madurez política.

Tanto los diputados de Morena como los del PRI, PAN y PRD todos son mexicanos, y tienen el mismo presidente y la libertad de opinión, por lo que debe mantener una posición neutral no partidista, y menos agredir verbalmente al grupo disidente de sus ideas.

Esta situación agresiva verbal no tarda en transformarse en agresión física por sus fanáticos motivados por el mismo presidente.

Desafortunadamente es un tema repetitivo, pero con la necesidad de tratarlo, ya que después de cuatro días de la votación de la Cámara, sigue la alteración incontrolable y creciente del presidente en turno.

¿En dónde queremos estar? ¿En un régimen absolutista donde el gobierno, sin ninguna oposición, hiciera lo que le venga en gana? ¿Dónde cualquiera que difiera con el gobierno es “traidor a la patria”? ¿Con amenaza de cárcel? ¿Eso queremos?

Es muy fácil transmitir al “pueblo” estas diferencias y satanizar a los disidentes, teniendo el micrófono oficial y diariamente promover el encono y la venganza por haber osado ponerse en contra de las propuestas del gobierno en turno, y nuevamente, fomentar la polarización entre los mexicanos.

No dejemos de sensibilizar al “pueblo” con otros datos y colaborar con un grano de arena, buscando la cordura y la calma en nuestro país, y evitando a como dé lugar caer en un estado totalitario, aunque en estos momentos de necedad, es como...

“buscar una aguja en un pajar”

Comparte