Busca justicia la familia del niño electrocutado en Las Juntas

Mamá de niño electrocutado en Las Juntas

A un mes del lamentable accidente en la plaza de Las Juntas, donde perdió la vida el niño Julio César Quiñonez Moreno, al recibir una descarga eléctrica por unos cables sueltos, su mamá rindió declaración ante la Fiscalía.

La señora Esmeralda Elizabeth Moreno, sigue en duelo. En la sala de su humilde casa está un altar, con fotos de su hijo, flores, veladoras, dibujos y mensajes en su memoria. 

Ahí recordó esa fatídica noche, convivieron y cenaron en familia, después lo mandó a la tienda y le pidió permiso para ir a jugar a la plaza que queda a tres cuadras de su domicilio, junto a sus dos hermanas, su primo y amiguitos.

DESGARRADORA HISTORIA

“Me vino a avisar un muchacho, que mi hijo había convulsionado, que se había electrocutado, pero estaba muerto”.

En ese momento no supo qué hacer: 

“Me puse mal, arrancaba para un lado y otro, deje mi bolsa, agarraba el teléfono y lo soltaba…arranqué a la plaza, a una cuadra sentí un dolor muy feo en el corazón, un dolor de madre al saber que mi hijo ya no estaba aquí”.

Siguieron momentos desgarradores, donde tuvieron que medicarla, ella misma dice no pudo entonces hablar con las autoridades competentes.

Este fin de semana acudió a asentar lo que recuerda, donde también reconstruyó lo que vecinos y familiares le han compartido.

NO PIDE DINERO, SOLO ATENCIÓN PSICOLÓGICA

Cabe apuntar, también la diputada federal Lorena Jiménez, pidió en tribuna del Congreso que atendieran el caso y canalizaran a la Dirección General de Víctimas del Delito, por tratarse de un caso de negligencia, ya que previamente ciudadanos habían reportado anomalías en el cableado del jardín.

La señora Esmeralda, al salir de la Fiscalía, compartió a Tribuna de La Bahía. 

“Nuestra familia no pide dinero, lo que sí pido, y se los he dicho una y otra vez, de corazón, mi familia necesita ayuda psicológica… porque desgraciadamente no es fácil superar lo que estamos viviendo”.

A raíz del accidente y el funeral, compartió que su esposo ha tomado más alcohol, cuando antes no lo hacía. 

“Por lo mismo, yo sé que es por lo que pasó”, señaló con el rostro desencajado. 

ACUSA AL DELEGADO MUNICIPAL DE LAS JUNTAS DE NEGLIGENCIA

La vida en esta familia se fracturó, le falta el mayor de sus hijos y lamentó con lágrimas constantemente

“Me meto al baño a llorar, para que no me vean sus hermanitas… pensando que él aquí estuviera, o cuando voy a comprar alimentos, que él pudiera comer…pero desgraciadamente no es así”.

Al preguntarle si alguna autoridad o institución asistencial, había ofrecido ayuda a ellos, respondió. 

“Ninguna se ha acercado, solo vino Derechos Humanos, pero porque yo tengo una queja ante ellos, me localizaron”.

Reiteró su acusación de negligencias, por parte del delegado municipal de Las Juntas, al ser la primera autoridad respondiente. 

“Yo se lo dije a él, la verdad… si hubiera estado todo en orden, las lámparas cubiertas con sus tapas, pero no las tenían”, lo que provocó la descarga eléctrica.

Comparte