Britney Spears asegura que fue estafada en una playa de México

Britney Spears denunció que le cobraron el doble en un comercio de México
0
759
Britney Spears de vacaciones

Britney Spears denunció haber sido estafada durante sus recientes vacaciones en las playas de México. Al parecer, la cantante fue víctima del “impuesto al gringo”, que básicamente es el costo extra que algunos comerciantes o negocios le agregan demás a los turistas extranjeros.

En una reciente publicación en Instagram, ahora eliminada, la cantante reveló que fue engañada en una tienda donde le cobraron un exorbitante precio por un producto.

“Una señora me timó, haciéndome pagar $750 dólares por un vestido que valía solo $300”, expresó la artista.

Aunque no proporcionó más detalles sobre el incidente, como el nombre del negocio o la ubicación exacta, es probable que se trate de una tienda de ropa, ya que en su publicación comentó que grabó cerca de 12 videos con sus nuevos vestidos.

“Hice 12 videos en México con mis nuevos vestidos favoritos”, comentó.

De esta manera, en lugar de pagar 5 mil pesos mexicanos, terminó pagando más de 12 mil pesos. Esto evidencia la práctica conocida como el “impuesto al gringo”, donde comerciantes locales suelen agregar costos extra a los extranjeros turistas, principalmente estadounidenses, aprovechando su condición de visitantes.

¿En qué playa fue estafada Britney Spears?

Aunque la Princesa del Pop no especificó la playa donde ocurrió el incidente, es recurrente que la artista visite Los Cabos y Playa del Carmen. Sin embargo, el destino ubicado en Baja California Sur es el que más frecuenta, por lo que muchos consideran que este podría ser el escenario donde sucedió la estafa.

No obstante, no fue el único contratiempo que tuvo en tierras aztecas, ya que mencionó que también se le hinchó el tobillo y le dio gripe, pero no dejó que estas experiencias arruinaran su estancia en el país. Por lo que aseguró que aprovechó al máximo sus vacaciones, realizando diversas actividades.

“Nadé desnuda en el mar todas las noches a las 3 de la mañana. Bebí vino caro y canté en la ducha. Le dije ‘Vete a la mier…’ a alguien por primera vez. Leí todos los libros del hotel. Lavé mi propia ropa en la tina. Me puse desagradable. Me unté aceite por todo el cuerpo mientras usaba traje de baño y me grabé, y nunca lo publiqué. Aprendí a mirar hacia arriba. Tuve sueños extraños sobre las paredes de una iglesia. Me resfrié y me fui”, dijo.

Cecilia Colín