Brasil: Solidaridad de la SIP con la ANJ por críticas de magistrados

Miami (17 de junio de 2016).- La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) manifestó su solidaridad con la organización periodística ANJ de Brasil ante la presión y críticas de la Asociación de Magistrados de Brasil (AMB) por su decisión de otorgar el premio anual a la Libertad de Prensa al periódico Gazeta do Povo y a cinco profesionales de ese medio.

La Asociación Nacional de Periódicos de Brasil (ANJ por sus siglas en portugués) otorgó el Premio ANJ a la Libertad de Prensa 2016 al periódico Gazeta do Povo de Curitiba y a cinco profesionales de ese medio que han sido objeto de acoso judicial y contra quienes pesan numerosas demandas por destapar en sus informes de prensa la exagerada remuneración que reciben miembros del Poder Judicial y del Ministerio Púbico en el estado de Paraná.

Con su premio, la ANJ destacó el periodismo de calidad y el valor del diario por abordar información de interés público, mostrando los privilegios de jueces, magistrados y abogados y fiscales del Ministerio Público de Paraná, situación que ha derivado en 45 demandas individuales contra el periódico, periodistas y especialistas informáticos de ese medio.

Los jueces, quienes alegan que se sienten atacados en su honor, han presentado demandas individuales y en diferentes juzgados obligando a los querellados a recorrer distintas ciudades del estado para asistir a las audiencias. Los afectados son los periodistas Chico Marés, Euclides Lucas Garcia y Rogerio Waldrigues Galindo; el analista de sistemas Evandro Balmant y el infografista Guilherme Storck.

El presidente de Comisión de Libertad de Prensa e Información de la SIP, Claudio Paolillo, respaldó la reacción de la ANJ que a través de su presidente, Carlos Lindenberg Neto, rechazó el cuestionamiento de la asociación de magistrados y condenó las numerosas demandas las que considera “una retaliación contra el periódico y sus profesionales”.

Paolillo, director del semanario Búsqueda de Uruguay, se refirió a la Declaración de Chapultepec y a la Declaración de Principios sobre Libertad de Expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, en las que se consigna que ningún periodista o medio debe ser sancionado por difundir denuncias contra el poder público y recordó que los funcionarios públicos están sujetos a mayor escrutinio de la sociedad.

La SIP es una entidad sin fines de lucro dedicada a la defensa y promoción de la libertad de prensa y de expresión en las Américas. Está compuesta por más de 1.300 publicaciones del hemisferio occidental; y tiene sede en Miami, Estados Unidos.