Batalla por control del Senado de EEUU arranca en Georgia

Donald Trump

Georgia comenzó a votar de forma anticipada el lunes para elegir en segunda vuelta dos escaños del Senado de Estados Unidos en unos comicios previstos para el 5 de enero en este estado del sureste del país, y que determinarán el equilibrio de poder en Washington.

Los demócratas precisan ganar estas dos bancas para lograr 50 escaños en la cámara alta e igualar a los republicanos -que actualmente ostentan la mayoría- para que el gobierno entrante de Joe Biden pueda poner en marcha su agenda sin tropiezos.

En caso de una votación de empate 50/50 en el Senado, la futura vicepresidenta Kamala Harris tendría el voto decisivo, según estipula la Constitución estadounidense.

El Partido Republicano del presidente saliente Donald Trump destaca la importancia de ganar en Georgia, al considerar que se trata de la última línea de defensa contra lo que describen como una agenda radical de izquierda.

Ninguno de los candidatos a las dos bancas al Senado por Georgia obtuvo más del 50% de los votos en los comicios del 3 de noviembre, por lo que deben volver a someterse a las urnas el 5 de enero.

Biden fue declarado ganador de las elecciones del 3 de noviembre y anotó una sorpresa cuando se convirtió en el primer demócrata en vencer en Georgia desde 1992.

Trump se ha negado a aceptar el resultado de los comicios, afirmando repetidamente y sin pruebas que fue "amañado".

El esfuerzo sin precedentes del magnate republicano para impugnar los resultados fracasó y el Colegio Electoral comenzó a votar este lunes para proclamar formalmente a Biden como el próximo presidente de Estados Unidos.

Trump ya se metió, sin embargo, en la contienda de Georgia, haciendo campaña a favor de los dos senadores republicanos Kelly Loeffler y David Perdue, con un mitin el 5 de diciembre.

Biden, de su lado, viajará al estado el martes para hacer campaña por los respectivos candidatos demócratas, Raphael Warnock y Jon Ossoff.

"Hoy es el primer día de la votación anticipada, así que póngase los zapatos de Georgia y vaya a votar", tuiteó Warnock, un pastor negro que oficia en la antigua iglesia de Martin Luther King en Atlanta.

En tanto, la republicana Loeffler dijo en declaraciones a Fox News que "Georgia es el cortafuegos del socialismo". "Tenemos que mantener la línea aquí, no solo por Georgia, sino todo el futuro del país depende de estas elecciones y tenemos que mantener la mayoría en el Senado", aseveró.

Foto: Archivo

Comparte