¡Basta!

Claudia Rivera Vivanco

Presidenta Municipal de Puebla

María de Lourdes Rosales Martínez

Secretaria de Seguridad Pública y Tránsito Municipal

Manuel Alonso García

Secretario de Seguridad Pública del Estado de Puebla

Gilberto Higuera Bernal

Fiscal General del Estado de Puebla

 

Ayer una trabajadora de esta casa editorial se convirtió en una víctima más de la delincuencia. Luego de salir del banco, la interceptaron al menos dos delincuentes, la amagaron y le robaron el dinero de la nómina.

No es la primera vez que algo así nos pasa. Desde las administraciones anteriores, denunciamos asaltos a mano armada a nuestros trabajadores. Por lo menos una vez al mes, tenemos casos de robos a nuestro personal en el transporte público, sin contar las anécdotas que se dan en los pasillos de la empresa sobre casos personales o de familiares cercanos que también han sido víctimas de la delincuencia. ¿Por qué no utilizamos el servicio de Acompañamiento Bancario en el cual elementos de la SSPTM te custodian para asegurar que el dinero de la quincena se mantenga a salvo? Fue, ayer, la sugerencia de los encargados de velar por nuestra seguridad en su intento por brindarnos apoyo.

Pues bien, no utilizamos ese servicio porque no nos place. Porque fueron elegidas y elegidos para velar por los intereses de la ciudadanía que votó por ustedes. Porque una Policía Bancaria son paliativos para alargar la agonía de una Puebla sin rumbo, invadida por la delincuencia, en donde los malos transitan libremente y los buenos, los ciudadanos de pie, somos los que nos atrincheramos porque tenemos miedo.

El 80 por ciento de los poblanos consideran que la capital es insegura, según cifras recientes del Inegi. Lo que queremos es caminar en paz, que Puebla vuelva a ser una ciudad segura, que nuestros reporteros, choferes y personal administrativo puedan realizar su trabajo con todas las garantías de ley para que regresen salvos a casa. Que podamos trabajar en paz sabiendo que nuestras hijas no serán violadas, secuestradas o violentadas, que nuestras casas no serán saqueadas, que nuestros automóviles no serán desvalijados…

Yo, hoy, en mi calidad de dueña y directora general, tengo que darle la cara a mi gente, tengo que pagar nómina a como dé lugar, tengo que seguir adelante con el pago de impuestos, porque a diferencia de ustedes a mí se me cae la cara de vergüenza al no poderles asegurar que están a salvo en el ejercicio de su trabajo. Porque no hay seguro de vida, que nos proteja ante su clara ineficiencia. Las cifras hablan por sí solas, Puebla se ha convertido ya en la cuarta ciudad más insegura para vivir. Ustedes sólo están de paso; nosotros, en El Popular, diario imparcial de Puebla, tenemos el firme compromiso de cumplirle a la sociedad poblana. Nos roben la nómina o no, seguiremos informando como lo hacemos día con día desde hace 9 años. ¡Alto ya! Exigimos seguridad, exigimos justicia, exigimos que los responsables de éste y demás delitos vayan a la cárcel. Puebla, votó por ustedes. Si no pueden, renuncien.

Edición impresa digital aquí