Barca sin remos Pobres Nayaritas

Barca sin remos    Pobres Nayaritas
  La detención del fiscal de Nayarit, Edgar Veytia, a quien el gobernador le dio su regalo de Navidad anticipado al convertirlo -todavía siendo funcionario- en notario público, le dio un vertiginoso giro a la ruleta nayarita llamada Elección 2017.Luego de la callada detención en la Unión Americana del otrora hombre más poderoso (porque aunque muchos finjan sorpresa desde hace muchos años el tema ya sonaba como ola reventando en el mar), en la región sureña del estado de Nayarit colindante con la ciudad de Puerto Vallarta, en la costa norte de Jalisco, se respira un silencio muy sospechosista. Y la verdad es que no hay quién se atreva a realizar un pronóstico de quién será el ganador en junio próximo, porque no se sabe a ciencia cierta de dónde vino la pelota que reventó los cristales de la caja de pandora.Ni tampoco se sabe si ahí quedará la cosa o si habrá gobernador que resista una embestida política que parece haber venido desde lo más encumbrado del Sistema Político Mexicano, sea lo que sea, que quien sea, quiera entender por eso.
Comparte