Barca sin remos Cuesta empinada

 

Gracias a la inclemente escalada de precios de la terrorífica cuesta de enero, en México soplan vientos del pasado. Un pasado que tiene que ver con las recurrentes crisis económicas que curiosamente venían aparejadas de gobiernos emanados del PRI.

Crisis tras crisis, los mexicanos de hoy somos hijos de eso que en política le llaman desigualdad, dónde se dice que si a Estados Unidos le da catarro, a nosotros nos mata una pulmonía.

Edición impresa digital aquí