Asusta a empresarios regulación del “todo incluido”

0
587

De acuerdo a un pronunciamiento del Consejo Nacional Empresarial Turístico (CNET), existe cierta inconformidad y hasta se podría decir que les asusta una posible modificación del modelo turístico-hotelero denominado “todo incluido”.

Se trata de la modificación a la Ley Federal de Protección al Consumidor, misma que ya tiene avances en la Cámara de Diputados, y que a la letra pide a los proveedores informar a los consumidores sobre lo que integra el concepto “todo incluido” y sus alcances.

“(…) tratándose de los paquetes o sistemas turísticos todo incluido, los proveedores deberán informar, debida y oportunamente, a los consumidores sobre cada uno de los servicios o componentes incluidos y la manera en que éstos integran las tarifas o costos totales respectivos y, en su caso, el monto de las contribuciones aplicables a cada uno de dichos componentes, así como el cálculo correspondiente”, dice parte del párrafo del artículo 43.

Fue Braulio Arsuaga, del CNET, quien envió una carta al Senado de la República a quien le expuso que aprobar este cambio no contribuiría a la transparencia ni aportaría información relevante al consumidor y sí entorpecería y encarecería la actividad hotelera.

“Este argumento que señala el dictamen, en realidad no contribuye en nada a una mayor transparencia para el consumidor, que es el único argumento que plantea esta iniciativa”.

Los empresarios expusieron que el modelo “todo incluido” es un concepto que aparentemente no limita los servicios, alimentos o bebidas al consumidor; es imposible desglosar algo que no está limitado.

“Lo único que podría ser viable, es desglosar el número de restaurantes, bares y otras actividades que ofrece cada hotel; sin embargo, el hecho de no limitar no implica que no haya transparencia ante el consumidor”, se argumentó.

Efrén Urrutia