Arroyos absorbidos por mancha urbana en San juan de Abajo 

Arroyos absorbidos por mancha urbana en San juan de Abajo 

Aunque no lo parece, en San Juan de Abajo, en plena zona centro, padecen un añejo problema con tres de los arroyos que atraviesan calles y cuadras completas que la mayor parte del tiempo no tienen problemas, pero esto cambia cuando llega el temporal de lluvias, los cauces de los arroyos crecen y provocan inundaciones en sus calles y domicilios.

A través de los años, los arroyos que existían en esta zona poco a poco han sido consumidos por las construcciones que los han estrangulado a grado de convertirse en una grave problema ya que el agua invade sus hogares y terminan perdiendo sus pertenencias.   

Desde hace tiempo, los vecinos de las calles Morelos, 20 de noviembre y 24 de febrero esperan que las autoridades realicen las adecuaciones necesarias para permitir que las aguas tengan un libre paso en lugares donde se ha estrangulado la corriente.

Son tres los arroyos que están ya invadidos por el crecimiento urbano, como son el caganchis, capulines y el carrizo, los que, quienes no los conocen pensarían que están a cielo abierto, pero no, estos van serpenteando entre casas y atravesando calles hasta llegar a las parcelas y de ahí hasta el rio Ameca. 
    
Señalan que esa es una de las principales causas de las dañinas inundaciones, mencionan que a la fecha no se ha realizado un verdadero estudio del estado del cauce y que una parte lo han cerrado casi al límite de no permitir el paso libre del agua.

En otros casos, al pavimentar las calles no se hizo un trabajo adecuado para el agua y todo lo que lleva arrastrando; no hay tapa, solo los pasos de agua. También las alcantarillas que terminan rebosando de aguas negras y que contaminan sus hogares. 

Con la llegada de las recientes lluvias, también llegan las preocupaciones. Los vecinos ya empezaron a levantar el nivel de las puertas con bloques para impedir de las aguas entren en sus casa y les dañen todas sus pertenencias, lo que no siempre funciona, además de que los daños nadie les repone.

Comparte