Ante derrame químico en Manzanillo presentaron denuncia

0
580

Organizaciones ambientalistas presentaron una denuncia ante la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) para investigar y sancionar el derrame de una sustancia química en el puerto de Manzanillo.

El incidente, ocurrido el pasado lunes en la Terminal Internacional de Manzanillo (TIMSA), generó preocupación debido a la falta de información y transparencia por parte de las autoridades. 

Las organizaciones exigen una evaluación exhaustiva de los daños ambientales que se pudieran presentar; además de medidas correctivas y preventivas, así como una comunicación clara a la población afectada. 

También se destaca la necesidad de proteger el medio ambiente y la salud de las personas. Después del derrame, se habilitó temporalmente la Unidad Deportiva 5 de mayo como refugio para las personas afectadas.

Cabe señalar que el pasado miércoles pasado, el Ayuntamiento de Manzanillo lamentó la falta de información oficial y se comprometió a establecer protocolos adecuados y comunicar a la población en situaciones de riesgo.

En ese sentido, 48 horas después de que se presentara el derrame químico en el puerto de Manzanillo, Colima, autoridades municipales habilitaron de manera temporal a la Unidad Deportiva 5 de mayo como refugio para todas las personas que así lo desearan, para tener un techo, baños y alimentos. 

Así lo dio a conocer el propio Ayuntamiento mediante un boletín de prensa, en el que se precisó que tras una reunión “urgente” del Consejo Municipal de Protección Civil, se había llegado a tal conclusión.

La propia alcaldesa Griselda Martínez lamentó que no se haya informado oportunamente a la autoridad municipal sobre el derrame de sustancias en el tramo 7 del recinto portuario. Este incidente causó pánico entre la población debido a problemas de salud, como irritación de garganta, nariz y ojos, náuseas y erupciones cutáneas. 

Dichos síntomas llevaron a la suspensión de clases en las escuelas de la zona y generaron preocupación entre los residentes del área cercana al recinto portuario.

Adolfo Torres