Ambientalistas piden detener permisos para construcción

0
725

En un escrito dirigido al presidente municipal de Puerto Vallarta Luis Alberto Michel Rodríguez, así como a: Raúl Rodríguez Rosales, delegado en Jalisco de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat); Daniel Arámbula Montiel director de administración del agua, (Conagua) cuenca Lerma Santiago Pacifico y Agustín Ávila Romero, director de Políticas de Acción Climática y encargado del Despacho del Instituto Nacional de Ecología Cambio Climático, los grupos ambientalistas de la región demandan detener permisos para construcción de edificios y desarrollos inmobiliarios ante la escasez de agua.

Las asociaciones civiles y organismos firmantes son: Conservación de Humedales del Pacífico, Programa de Aves Urbanas Vallarta, Unidos por las Guacamayas, Organización para la Conservación de los Árboles, Guardianes de la Bahía CVAP, Unidos por la Conservación, Grupo Ecológico de Puerto Vallarta, Defensores de Boca de Tomatlán, Ecología y Conservación de Ballenas, Rescate y Rehabilitación de Fauna Silvestre, Asociación de Médicos Veterinarios en Pequeñas Especies de Puerto Vallarta, Mujeres Unidas por Bahía de Banderas, Alianza Jaguar, y Conservación de Especies Maravillosas de Bahía de Banderas, entre otras. 

En el documento plasmaron su preocupación por el desabasto del vital líquido en la ciudad, ante el crecimiento urbano acelerado y mal planeado, pues donde había una casa con 5 habitantes, ahora hay un edificio con 20 o más departamentos, advierten que los caudales permanentes y abundantes de arroyos y ríos se han secado.

Cuestionan: “¿Hasta dónde debe de crecer la ciudad, sin menoscabo de la calidad de vida, la salud y el equilibrio ambiental?, ¿hasta cuando las autoridades de los tres órdenes de gobierno dejarán de otorgar permisos para construcciones y desarrollos sin considerar la viabilidad de los mismos en función del agua?“.

Recordaron que, de acuerdo con el Sistema Nacional de Información de la CONAGUA, desde 2020 el acuífero de Puerto Vallarta tiene una disponibilidad de -3,712, 190 m3 anuales, por tanto, se entiende que desde ese año el acuífero se consideraba sobreexplotado, por lo que ya se siente en la región la crisis hídrica. 

Destacaron la exigencia de la ciudadanía al Seapal por dotarles del servicio de agua, pues sufren diariamente por la escases del tan preciado líquido, y sin embargo pagan altos recibos, pero no de agua, sino de aire, porque el medidor hasta eso marca. Subrayaron que la autoridad municipal tiene obligación de proveer y garantizar agua limpia y el correcto tratamiento y disposición de sus aguas residuales.

Por lo que demandaron “Se tomen medidas urgentes, como son: revisar los permisos de construcción que estén en proceso, y a no otorgar mas permisos de construcción de edificios, que no cuenten con la garantía del abasto de agua de calidad y oportuna durante todo el año, sin menoscabo de dicho servicio a la población ya establecida, para evitar el aumento de la presión actual y futura sobre el acuífero del municipio; fomentar y obligar a la construcción de pozos de absorción para la captación de agua pluvial en parques y jardines de todo el municipio y en las áreas verdes de todos los desarrollos actuales, por mencionar algunas medidas”.

Los ambientalistas exigen al profesor Michel: “Sin agua, Puerto Vallarta se muere y la apuesta como destino turístico de calidad y amable con el ambiente también. Eso es lo que nos preocupa, a las autoridades de Planeación Urbana, a Seapal, a las autoridades federales y a los desarrollos turísticos preexistentes, ya que entre más edificios se construyen menos agua llegará al subsuelo. Por favor, ¡hagan algo ya!”

Ambientalistas piden detener permisos para construcción

Miguel González Guerra