Alemania espera poder suavizar pronto las medidas anticovid

Bandera Alemana

El ministro alemán de la Salud, Jens Spahn, dijo este jueves que habrá que suavizar las restricciones relativas a luchar contra la pandemia de covid-19 antes del fin del invierno.

"No podemos seguir con este confinamiento duro todo el invierno, nuestra sociedad no lo soportaría", declaró el ministro, haciéndose eco de la impaciencia creciente de la opinión pública.

Además, "las cifras son alentadoras, observamos una tendencia a la baja significativa de los nuevos contagios", agregó Spahn en declaraciones al grupo de prensa regional Funke.

La tasa de incidencia, es decir el número de nuevas infecciones por cada 100.000 habitantes, pasó de 100 a 87 el jueves y se acerca a 50, el umbral designado por las autoridades para suavizar las restricciones.

Sin embargo, el ministro de Salud no quiso comprometerse a iniciar el relajamiento de las medidas en febrero.

En principio, las restricciones adoptadas por el gobierno alemán están vigentes hasta el 14 de febrero.

"No es posible pronunciarse con certeza sobre la situación en la que nos encontraremos el 14 de febrero", dijo Spahn.

El Consejo de Ética que asesora al gobierno se pronunció este jueves contra la suspensión de las restricciones para las personas ya vacunadas, porque por el momento no hay garantías de que no transmitan el virus.

Las personas vacunadas tendrán que seguir utilizando la mascarilla y respetar las limitaciones en las reuniones privadas.
Más de dos millones de personas, sobre todo personal sanitario y ancianos, recibieron por lo menos una dosis de la vacuna.

Actualmente, los alemanes son incitados a evitar los contactos y a generalizar en la medida de lo posible el teletrabajo.

Las escuelas, guarderías, comercios no alimentarios, restaurantes, bares y lugares culturales y deportivos permanecen cerrados.

Foto: Archivo

Comparte