Advierten de cocodrilo en la Isla del Cuale

Cocodrilo

Desde la fundación de Puerto Vallarta, hasta principios de la década de 1980, era parte del paisaje pueblerino ver a las mujeres lavando en el río Cuale, en los alrededores de “la islita” como le llamaban al delta que se forma en la desembocadura de este afluente, con palapas hacían sombras junto a las enormes piedras donde dejaban limpia su ropa. 

En todo ese tiempo jamás registraron la presencia de cocodrilos, en cambio si llegaron a observar los llamados “perros de agua” o nutrias, que por cierto aún se encuentran ahí.

Hoy ese icónico punto de la ciudad se ha convertido en un imperdible paseo para los turistas, rodeado ya de condominios, mercado, restaurantes, hoteles e innumerables puestos de venta de artesanías, playeras, ropa típica y otros souvenirs. 

Pero desde hace ya casi dos años han alertado de la presencia de dos cocodrilos, lo que es un peligro para los bañistas principalmente locales, algunos turistas y pescadores que acostumbran a entrar a este sitio, Protección Civil reubicó uno, pero aún queda otro en el brazo norte del rio. 

La restaurantera Eva Sánchez ha reportado a este animal a las autoridades, preocupada de que pudiera afectar a alguna persona, pues está en pleno corazón de la ciudad. 

“Solamente hay uno, que esta de manera permanente, es su pequeño hábitat, ahí sale... toma el sol y está creciendo, a mi me preocupa la verdad, porque en el rio Cuale siempre ha sido de los bañistas vallartenses, jamás ha habido cocodrilos, nunca ha habido un accidente”.

“Junto al mar hay miles de niños bañándose todos los fines de semana, desconociendo este grave peligro, entonces si es importante que vengan por este animalito porque ya está creciendo, esta bastante fuerte y es necesario ya sacarlo”.


Reiteró el llamado a que Protección Civil y Bienestar Animal tomen cartas en el asunto, pues la fauna ha crecido descontroladamente en este parque y rio, porque hasta el momento no han tenido respuesta efectiva:

“Bueno, que van a checar y van a venir por el, pero no hay presencia la verdad”, se quejó.

Indicó que la ultima vez que lo reportó fue hace dos meses, y que el cocodrilo ya mide mas de un metro, por lo que urgió a reubicarlo en su hábitat.

Comparte