Adviento

Posadas en espacios públicos estarán prohibidas

En marco al cuarto domingo de adviento que advierte el nacimiento de Jesucristo, la noticia que duele a Puerto Vallarta como destino turístico.

A unas horas del nacimiento del Niño Dios, el gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro, da a conocer que desde el 25 de diciembre hasta el diez de enero se prohíbe toda actividad en el medio turístico: fiestas de año nuevo en hoteles, restaurantes y centros nocturnos.

Continuar en la recesión, cubrirse la cara con el tapabocas, lavarse las manos y quedan prohibidas reuniones de más de diez personas.

Sugiere el gobierno de Jalisco no salir de casa, prácticamente no festejar las acostumbradas fiestas, salir a los centros del comercio ni paseos en el malecón, evitar hasta donde sea posible, incluso la cena de año nuevo. Se olvidan que Puerto Vallarta vive del turismo. 

El promedio de visitantes es el más bajo en toda la historia de nuestro Puerto Vallarta.

Los efectos son notables, cero visitantes por mar, los vuelos en el aeropuerto llegan con muy poca gente. Todas las empresas sienten los efectos de la pandemia, así como de la prohibición en forma general.

En marco de la pandemia, los niños vallartenses escriben a Santa Claus o a los Reyes Magos en espera de sus regalos, desconocen que el dinero no alcanzará para cumplir con lo que ellos esperan.

En marco de todo esto, la noticia de la mañanera. No llegan las vacunas, la promesa de empezar el 22 de diciembre se aplaza por varios días, aun cuando se insiste en el compromiso de que están las vacunas por llegar al suelo mexicano.

Se dice además que todos los mexicanos serán vacunados. Somos 126 millones de los cuales, más de un millón y medio vivieron la contaminación y son ya 78 mil los que han dejado de vivir.

Saturación de camas en los hospitales, no hay suficiente oxígeno, en tanto que el número de personas contaminadas sigue en aumento, no hay suficiente atención para los pacientes, la espera en la puerta de los hospitales es fatal para muchos.

Entre tanto, las madres parturientas reciben a sus hijos en un auto propio o de alquiler. Si no hay camas para los enfermos de coronavirus, mucho menos las hay para otro tipo de pacientes.

No queda más que esperar y esperar, se limita el comercio, la asistencia a los centros turísticos, en fin, que aun con la llegada del niño Dios, las cosas no pintan bien.

En tanto, la actividad en el deporte sigue su curso. Ayer la final de la liga de campeones. 

En otra parte de este diario, daremos a conocer el resultado entre los Tigres de Nuevo León y el LAFC de Carlos Vela. 

Ricardo Ferreti que perdió tres finales ya, aseguro que esta vez sería diferente. 

“Es el título que nos hace falta”, pero reconoció que los rivales no serían cosa fácil.

Por otra parte en el América ya se busca el sucesor de Miguel Herrera, es un tema difícil, quien venga va a cargar con una serie de fallas, esperamos ver cómo se resuelve.

Comparte