Acusan a más de 25 diputados por delitos fiscales

se tratan de una organización de simulación de operaciones

Hace un par de días, el pasado 5 de noviembre, el diputado de la fracción de Morena, Ernesto Gonzalez Romo, denunció públicamente a 25 exdiputados por un desfalco de más de 200 millones de pesos, cometido en la LXIII Legislatura del Estado de Zacatecas.

El diputado Romo argumentó que dichos actos se tratan de una organización de simulación de operaciones, a través de una red de empresas que se dedica a la emisión de facturas. En rueda de prensa, expuso el caso:

“Es un asunto delicado, por eso me atrevo a decir, que si existe justicia en este país, al menos 25 de los 30 diputados de la anterior legislatura, están en grave riesgo de terminar en la cárcel por delitos fiscales y delincuencia organizada”, comentó el legislador de Morena.

 

Te puede interesar: Comparecerá Ricardo Anaya este lunes por red de sobornos

Aunque Ernesto Gonzalez no dio nombres, hay rumores sobre algunos funcionarios que están inmiscuidos en los delitos de fraude fiscal y delincuencia organizada.

El Diputado dio detalles de cómo operaba esta red, a través de servicios legislativos. Cada diputado recibía 200 mil pesos mensuales por el cargo de “asesoría, estudios y asistencia médica”, que eran puestos como cargos de contratación de compra, que los diputados tenían que comprobar con facturas.

Pero, la verdad, según se indica, es que este servicio solo era una fachada para simular la entrega del dinero. Se repartían la cantidad de efectivo entre las empresas que simulaban hacer esta asistencia técnica, y los diputados que “aparentemente” recibían dicha asesoría.   

Este modus operandi, subrayó el Diputado Romo, se practicó durante la LXIII Legislatura, de 2018 a 2021. En conferencia de prensa, Ernesto Gonzalez explica cómo pidió cuentas a las empresas.

Pidió información de cómo operaban estas asesorías, percatándose de que solamente ofrecían el servicio de facturación. Los informes que hacían las empresas, en realidad eran elaborados por el personal técnico del Congreso.

Lo que hacían las empresas era devolver el monto facturado en efectivo a cada diputado, cobrando un 10%  extra por el servicio de facturación.  

El diputado, Ernesto Gonzalez, después de pronunciarse públicamente, también confirmó que dichos informes ya los pasó a la Auditoría Superior del Estado. Hay pruebas que seguramente la FGR Y la UIF (Unidad de Inteligencia Financiera) tomarán en cuenta para tomar cartas en el asunto.

Gonzalez Romo dijo que esta red de delincuencia debería ser llamada “La Estafa Legislativa”, haciendo alusión a la Estafa Maestra. Entre los señalados en la delincuencia organizada de Zacatecas, se encuentra David Monreal, el hermano del senador de Morena, Ricardo Monreal.
 
 

Comparte