Abuso sexual infantil es ya un problema de salud pública

0
345

En el marco de la conformación del Sistema Municipal de Protección Integral de los Niños, Niñas y Adolescentes, la Secretaria Ejecutiva de la SIPINNA en Nayarit, Concepción Rodríguez Llamas, aplaudió la conformación de este comité, pero también dio un panorama a grandes rasgos de cómo está el municipio en casos de abuso sexual infantil, señalando que este ya es un problema de salud pública que debe de atenderse a la brevedad. 

En temas estadísticos informó que México ocupa el primer lugar a nivel mundial, Nayarit, a nivel nacional y Bahía de Banderas, encabeza la lista de los municipios con mayor incidencia, de acuerdo con información del Observatorio Integral Turístico (OIT). 

Por lo que es necesario que los municipios, conforme al artículo 138 de la Ley General de Niñas, Niños y Adolescentes, lleven a cabo políticas públicas encaminadas a la protección de este tipo de casos, entre otros más, como lo son salud, alimentación y drogadicción. 

Abuso sexual infantil es ya un problema de salud pública en Bahía

“No es un tema de Bahía, es un tema nacional, hace algunos días precisamente, el Gobernador, Miguel Ángel Navarro, nos comentaba un dato importante que es algo que venimos arrastrando, no de ahorita, sino desde hace tiempo. México ocupa el primer lugar a nivel mundial en abuso sexual infantil, Nayarit ocupa el primer lugar a nivel país, pero es un tema de salud pública ya está catalogado como tal y que se da a niveles globales”, indicó. 

Rodríguez Llamas, señaló que evidentemente que algo se está haciendo mal desde el seno familiar y es cuidado de las niñas, niños y adolescentes, donde se originan todos los casos de violencia sexual en el que son los familiares directos los victimarios de miles de niños en el municipio.   

“Esto se genera en este círculo cercano de primer contacto de los niños, niñas y adolescentes en donde deberíamos proteger las personas adultas y que no lo estamos haciendo, entonces ahí es donde también tenemos que trabajar mucho desde las instituciones, nosotros trabajamos mucho llevando las capacitaciones, es importantísima la prevención”, agregó. 

Urgió a dejar de normalizar el contacto físico inusual entre primos, tíos, compadres, entre otros conocidos y cercanos. Además de que se debe aprender a escuchar a los niños, cuando nos alertan de tocamientos de familiares “no escuchamos porque no creemos que pueda ser cierto”. 

Por lo que ante las estadísticas, recomendó reforzar acciones preventivas y ante la más mínima acción que pueda derivar a un paso de abuso sexual.

Isrrael Torres