Abuelitos cerillos volverán a trabajar en supermercados

Abuelitos cerillos volverán a trabajar en supermercados

La directora del Sistema Municipal para el Desarrollo Integral de la Familia, DIF Puerto Vallarta, Celina Lomelí Ramírez, confirmó que ya están las condiciones para que los adultos mayores, integrados al programa de empacadores voluntarios, vuelvan a laborar, de manera paulatina y cumpliendo ciertos requisitos.

Este sector de la población es poco visible, pero resultó muy afectado económicamente por la pandemia. De acuerdo con información del DIF, 306 viejecitos eran empleados como empacadores voluntarios en 11 supermercados y que desde hace más un año estaban impedidos de hacerlo.

Cabe recordar que en la primera semana de abril, el Instituto Nacional de las Personas Adultas Mayores (Inapam), informó que los empacadores de mercancías en supermercados, que hayan completado su esquema de vacunación Covid-19, pueden reiniciar sus actividades de manera voluntaria, en las diferentes sucursales de tiendas de autoservicio, con base en el semáforo de riesgo epidemiológico de cada entidad federativa. 

“Esta semana el Inapam nos hizo llegar una circular, donde nos dicen que todos aquellos adultos mayores, que contarán con su esquema completo de vacunación, ya podrían paulatinamente regresar a trabajar”, compartió.

Siempre y cuando en las necesidades de los establecimientos: “Se sugiere que regresen con todas las medidas que emite la Secretaría de Salud; no presentar algún síntoma, no hayan estado enfermos el último mes, el distanciamiento..la temperatura”.

La titular del organismo asistencial indicó que durante este tiempo han apoyado con despensas a los adultos mayores más necesitados. Dio a conocer que ya giraron los oficios a los grandes almacenes que los emplean, para que de acuerdo a su disponibilidad y necesidades los reintegren, previa capacitación en los protocolos de bioseguridad.

“Sabemos que hay muchos que, si bien tienen la necesidad de trabajar, posiblemente no estén en las condiciones de regresar las horas que les marqué el establecimiento. Nosotros contamos con 30 grupos de la Tercera Edad, con 300 empacadores hace un año, hasta antes de la pandemia, de los cuales 150 aproximadamente tienen carencia alimentaria, y a quienes el Sistema DIF, a través de donantes, estuvo ayudándoles llevando mes con mes alimentos a sus casas, para no hacerlos salir”, expresó.

Consideró que a principios de abril o inicios de mayo, los adultos mayores ya estarán otra vez activos en el sector económico.

Comparte